Viaje al desierto de Atacama

A principios de la década de 1840 se inició la explotación del guano en la zona del despoblado de Atacama. El descubrimiento de esta fuente de riqueza, en una de las regiones más inhóspitas del mundo, despertó gran interés en el gobierno de la época. Por ley de El 31 de octubre de 1842, el presidente Manuel Bulnes declaró propiedad nacional todas las guaneras que existían en las costas de la provincia de Coquimbo, en el litoral del desierto de Atacama, y en las islas e islotes adyacentes. Se inició, a partir de entonces, una disputa con los países limítrofes, que tenían expectativas territoriales que chocaban con la chilena.

El trabajo científico fue un elemento esencial en la política seguida por el estado chileno. Se sabía que la zona de Atacama poseía grandes riquezas. Pero era esencial contar con un registro riguroso de los recursos existentes. Ese trabajo fue encomendado a Rodulfo Amando Philippi, en el año de 1853.

Philippi fue el primer naturalista que exploró la región, entre los años de 1853 y 1854. Su Viaje al desierto de Atacama, publicado originalmente en 1860, no sólo permitió conocer mejor el potencial económico de la zona. Junto con eso aportó grandes conocimientos sobre su cartografía, geografía física y especies.

Información bibliográfica
Descargar edición del 2009 Título completo
Viaje al desierto de Atacama

Autor
Alberto Hurtado (ver biografía del autor)

Descargar este documento
Edición del año 2009
Edición del año 1860

 

 
Buscar
Biblioteca digital
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias
  • Ver Galerias