Menú Principal

La jornada de trabajo de los trabajadores ferroviarios, se regía hasta ahora por las normas contenidas en Art. 25 del Código del Trabajo y que establecía una jornada de 180 horas mensuales, con un descanso mínimo ininterrumpido de 8 horas dentro de cada 24 horas. No se contemplaba otro límite por lo que, en los hechos, su jornada puede llegar hasta 16 horas diarias, dentro del límite mensual señalado.

Esto motivó la presentación de una moción parlamentaria por parte de la Diputada Sepúlveda y los Diputados Andrade, Jiménez, Saffirio y Venegas, junto a las ex Diputadas Muñoz e Isasi, y los ex Diputados De Urresti y Vilches.

Hoy estamos modificando las normas del Código del Trabajo para regular la jornada de los trabajadores ferroviarios y protegiendo sus derechos.

Contenido de la Ley

1.- Se establece un límite de 7,5 y 9 horas de jornada dentro de un período de 24 horas, para el transporte de pasajeros y carga, respectivamente. Esta jornada incluye la conducción y maniobras asociadas a un servicio. Las horas continuas de conducción en el caso del transporte de pasajeros se extiende por cinco horas, tras las cuales se debe proveer un descanso de una hora imputable a la jornada diaria.

2.- Se establece que las horas de exceso en la jornada, producto de acontecimientos imprevistos, como cruzamientos y accidentes en la vía, se pagarán con un recargo de un 50%, debiendo la empresa, después de la hora 11, proveer de una tripulación de reemplazo en caso de que la contingencia continúe.

3.- Se autoriza a las partes a pactar turnos de espera o llamada, por los cuales un trabajador se encuentra en “espera” de un posible llamado, caso en el cual dicho período debe ser remunerado de común acuerdo entre las partes (con un piso mínimo del valor-hora correspondiente a 1,5 IMM), pero no es imputable a la jornada de trabajo.

4.- El trabajador tendrá derecho a un descanso ininterrumpido de 10 horas en un lapso de 24 horas (con esto, terminamos con la posibilidad de extender la jornada de trabajo hasta por 16 horas en forma continua).

5.- La empresa deberá planificar los servicios con una antelación de a lo menos 15 días.

Este proyecto ha contado con el trabajo mancomunado de los protagonistas de este sector económico. Así, se contó con la opinión de la Federación de Trabajadores de Ferrocarriles, la Confederación Ferroviaria de Chile, la Dirección del Trabajo y de algunas de las empresas de transporte de carga y pasajeros, así como también la opinión de Empresa de Ferrocarriles del Estado, quienes administran las vías y organiza el tráfico propiamente tal. Este trabajo conjunto, permitió aportar un elemento decisivo a la generación de una política pública que avanza sustantivamente en la protección de derechos de los trabajadores.

Descargar en Word