Ministro Marcos Barraza destaca política indígena en su última cuenta pública

Titular de Desarrollo Social resaltó el Proceso Constituyente Indígena y llamó a profundizar la implementación del convenio 169 de la OIT en nuestro país. “Es un instrumento que armoniza los derechos indígenas y el desarrollo del país”, señaló.

Santiago, 06 de marzo de 2018.- Ante autoridades, colaboradores, funcionarios y representantes de la sociedad civil, el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, realizó su última cuenta pública al mando de la cartera y entregó un balance de la gestión ministerial entre los años 2014 y 2018. En el recuento destacó, entre otros temas, las políticas implementadas en materia de pueblos indígenas y en especial la implementación del Proceso de Consulta Constituyente Indígena.

“Es primera vez en el mundo que se utiliza el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para una consulta que tenga como propósito dotarse de una nueva Constitución, y esto ha sido materia de elogios por parte de las Naciones Unidas, y en especial de la OIT”, explicó el Secretario de Estado.

El Ministro Barraza enfatizó la alta participación en la instancia dado que, que considerando el Proceso Participativo Constituyente y el de Consulta Indígena, alcanzó a las 27 mil personas, representantes de comunidades y organizaciones de los nueve pueblos indígenas. Resaltó además que las medidas de reconocimiento constitucional y representación política de los pueblos mediante escaños reservados en el Congreso, surgieron de este proceso, por lo que “presentan legitimidad y son vinculantes para el Estado porque se originan en base del principio de la buena fe que fundamenta el convenio”.

Barraza puntualizó a este respecto que nuestro país debe mantener la aplicación de la norma internacional: “Chile tiene que tomar una decisión el año 2021 sobre si perseverar en la aplicación del convenio 169, o en su defecto denunciarlo. Creemos que tanto por el mecanismo de consulta que consagra, como por los derechos políticos que se establecen, es un instrumento que tiene que seguir profundizándose y esto se sustenta en 48 consultas en materias políticas, y 122 consultas en el ámbito de inversión y medio ambiente. Es decir, éste es un instrumento que permite armonizar los derechos indígenas con el desarrollo del país”.

Destacó además los proyectos de ley que crean el Ministerio de Pueblos, y de los Consejos de Pueblos, los que “se sustentaron en los acuerdos de San Esteban, que fue la primera gran consulta que se realizó a nivel nacional en nuestro país y que permitió llegar a acuerdos que están cristalizados allí”.

En otras materias el Ministro de Desarrollo Social subrayó la creación del Comité de Fomento y Desarrollo Indígena, mecanismo innovador de apoyo a iniciativas empresariales económica y socioculturalmente sustentables, y la aplicación del artículo 20, letras a y b, de la Ley Indígena Nº 19.253, que establece la compra de tierras para su restitución a las personas y comunidades indígenas. Barraza especificó que entre 2014 y 2018 se restituyeron 55 mil 780 hectáreas, beneficiando a unas 8265 familias.

“Esos son pasos esenciales para superar la deuda histórica, para construir una democracia y una república inclusiva, donde los pueblos indígenas tengan resguardados sus  derechos económicos, sociales, culturales, y políticos”, finalizó la autoridad.