Libro de santuarios de la naturaleza retrata labor del Consejo de Monumentos Nacionales en 40 años a cargo del tema

14-sep-2010

La publicación da cuenta de la declaración y custodia de 39 santuarios de la naturaleza a lo largo del país, desde que en 1970 la ley encargó esta misión al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN). Su aparición se produce a meses de que la tarea sea traspasada al Ministerio del Medioambiente. "Es el reflejo de un legado", señaló el Secretario Ejecutivo del CMN, Óscar Acuña.

Libro de santuarios de la naturaleza retrata labor del Consejo de Monumentos Nacionales en 40 años a cargo del tema

Como el reflejo de un legado, forjado durante cuarenta años, presentó el Secretario Ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, Óscar Acuña, el libro Santuario de la Naturaleza de Chile, con fotografías de Augusto Domínguez e información oficial de todos estos monumentos, declarados desde 1970 a la fecha.

La publicación, realizada por el Consejo de Monumentos Nacionales, gracias al financiamiento de la Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, a través de la Ley de Donaciones Culturales, gracias a la gestión de la Corporación Patrimonio Cultural de Chile, aparece a meses de que la custodia de los santuarios de la naturaleza sea traspasada al Ministerio del Medioambiente.

Visión Integradora
Acuña recordó que la figura de los Santuarios de la Naturaleza fue establecida en la legislación chilena en 1970 con la ley 17.288 de Monumentos Nacionales. Ésta la consagra a los "sitios terrestres o marinos que ofrezcan posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o de ecología, o que posean formaciones naturales, cuya conservación sea de interés para la ciencia o para el Estado".

Destacó la visión del legislador que "comprendió hace cuarenta años que el patrimonio cultural y el natural son parte de una herencia armónica". Dos años más tarde, en 1972, la UNESCO adoptó esta visión integrada al aprobar la Convención del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural.

El Consejo de Monumentos Nacionales asumió la tarea en forma cooperativa, primero con la CONAF, con la cual firmó un convenio en tal sentido en 1974. Más adelante sumó la CONAMA y contó con el apoyo constante del Museo Nacional de Historia Natural y del Sernageomin.

Otros dos futuros santuarios
En cuarenta años se declararon 39 santuarios de la naturaleza a lo largo del país, que abarcan una superficie total de 491.031 hectáreas de áreas protegidas por su valor natural, de éstas, 295 mil y algo corresponden a Pumalín. "La diversidad de estos bienes no se limita a su tamaño sino a sus valores esenciales, a sus formas de administración, a su devenir e historia", advierte Acuña.

Otros dos santuarios, ya aprobados por el Consejo, esperan la firma y publicación del respectivo decreto, con lo que el número se incrementaría a 41.

Al más reciente Santuario de la Naturaleza, incluido en la publicación es Altos de Cantillana, de la Región Metropolitana -uno de los sitios involucrados en un proyecto GEF (Global Environment Facility) realizado por CONAMA- se suma la de Horcón de Piedra, ubicado en la misma zona.

En ambos casos, fueron sus propietarios quienes solicitaron el reconocimiento de enormes superficies, conscientes de la necesidad de preservar para las futuras generaciones este patrimonio natural. "Esperamos que en la nueva etapa de los santuarios ellos cuenten con los apoyos e incentivos que merecen por este importante aporte a toda la sociedad", indicó Óscar Acuña.

Estos propietarios además otorgaron su beneplácito para preparar su postulación a la Lista Tentativa de Bienes de Chile a ser postulados a Sitio de Patrimonio Mundial, ya que se trata de uno de los 35 Biodiversity Hotspots del planeta, lugares de especial interés por la riqueza de su biodiversidad a nivel mundial.

En tanto, en la Región de O'Higgins fue aprobada la declaración del santuario Bosque de Calabacillo de Navidad, un bosque submarino en cuya protección se han puesto de acuerdo los pescadores del sector y la Municipalidad de la comuna de Navidad


Rol protector
Al referirse a la gestión de estos monumentos, Acuña indicó que el énfasis en los últimos años ha estado en "pasar de la protección a la proyección de los monumentos; de la declaración y supervisión reactiva, a la gestión y supervisión proactiva".

Sobre la nueva etapa que se iniciará en la custodia de estos bienes patrimoniales, el Secretario Ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales expresó que la entidad a su cargo seguirá contribuyendo al patrimonio natural, "entendemos que hay integración y debemos trabajar juntos y el patrimonio cultural está profundamente ligado al natural. Sin el patrimonio natural muchas de las vivencias de nuestra cultura no se entenderían o simplemente no existirían"

Recordó lo ocurrido con el terremoto y posterior maremoto del 27 de febrero recién pasado: "en terreno pudimos constatar que éstas áreas naturales dan protección a las zonas que se encuentran en su entorno. En aquellas partes de la costa donde se las conserva, los efectos se atenuaron, produjeron una suerte de amortiguación. En cambio, donde no existían estas áreas, el impacto fue brutal y devastador (...) el cuidado de la naturaleza nos brinda una protección adicional a la vida. Es de esta forma, armónica y equilibrada, en que el desarrollo y la conservación pueden encaminarse hacia el desarrollo integral.", concluyó.

Libro de santuarios de la naturaleza retrata labor del Consejo de Monumentos Nacionales en 40 años a cargo del temaLibro de santuarios de la naturaleza retrata labor del Consejo de Monumentos Nacionales en 40 años a cargo del temaLibro de santuarios de la naturaleza retrata labor del Consejo de Monumentos Nacionales en 40 años a cargo del temaLibro de santuarios de la naturaleza retrata labor del Consejo de Monumentos Nacionales en 40 años a cargo del tema

Formulario de Feedback

  • Diseño
  • Arquitectura
  • Contenido
  • Ingeniería