Ir a la página Principal
Buscador que permite acceder a todo el material disponible en  MEMORIA CHILENA Indice de sitios publicados en MEMORIA CHILENA y buscador según opciones específicas de temas, territorio y cronología.  Selección de los acontecimientos más relevantes de la historia de Chile desde el año 11.000 a.C. hasta nuestros días. Navegue a través de grupos escogidos de sitios temáticos relacionados y colecciones de la Biblioteca Nacional. Archivo de artículos periodísticos publicados por la prensa nacional en los últimos treinta años.
 
 


Desde el día de su fundación
Selecta ha tenido como propósito
servir al Arte en todas sus manifestaciones

Luis Orrego Luco


Entre las numerosas revistas creadas por la editorial Zig-Zag en sus comienzos, Selecta fue la única concebida para el fomento exclusivo del arte y la literatura. Su dirección fue encargada al reconocido escritor Luis Orrego Luco, quien comprendió que una publicación de estas características resultaba fundamental para reflejar el tan bullente escenario cultural y artístico de principios de siglo XX.

El lanzamiento de Selecta fue en abril de 1909, en un contexto en que Chile se preparaba para la celebración del Centenario de la Independencia y se iniciaba la construcción del Museo de Bellas Artes. Este escenario fue muy oportuno para un favorable comienzo y una espléndida recepción.

En sus primeros números, Selecta se autoproclamó como una “revista mensual literaria y artística”, dejando en claro que su principal propósito era el estudio de dichas materias. De este modo, para asegurar un contenido de calidad se pidió la participación de las más ilustres personalidades del mundo del arte, la historia y la literatura. Un especial mérito tuvo la colaboración de su director Luis Orrego Luco en el espacio “Hechos y notas”, donde entregaba una reflexión sobre lo nacional y la identidad chilena.

Concluido su primer año de publicación, Selecta se posicionó como un importante referente artístico y literario, cumpliéndose así el objetivo propuesto por Luis Orrego Luco en un principio: “propender a encaminar los espíritus chilenos a ese reino encantado de suprema poesía en el cual manda, como dominadora, la Belleza”.

El segundo año, iniciado en abril de 1910 fue el más prolífico. Debido a su éxito, se incorporaron nuevos colaboradores y se enfatizó la orientación artística de la revista. Las temáticas estuvieron influenciadas por la celebración de la Independencia y finalizado el año, reinó la sensación de que Selecta fue parte importante de aquel proceso: “animábanse los rostros con la alegría de vivir, con la conciencia del progreso realizado, con la esperanza de la fortuna, con el ansia de que algo nuevo que viene, que está cerca, que ha llegado y que también nos ilumina interiormente”, consignó en sus páginas Luis Orrego Luco.

En 1911 se dio comienzo a un tercer año de circulación con una propuesta editorial muy similar al año anterior y como siempre no desdeñó de la música, de la literatura ni del teatro.

Selecta se despidió de sus lectores en 1912, debido a que las suscripciones no fueron las suficientes como para mantener la publicación. Durante su último año, la revista se desperfiló a causa de los pocos colaboradores que participaron y las páginas debieron llenarse con artículos extranjeros traducidos. En diciembre, Luis Orrego Luco agradeció a su público fiel y los amigos que lo acompañaron en su hazaña y exclamó su último adiós: “podría decir con Stendhal: ‘To the happy few’”.